La juventud y sus elecciones de estudio y laborales – ¿cómo elegir mejor?

Cuando somos jóvenes nos percatamos muy poco de que el éxito en un futuro próximo y la felicidad personal se basan en la claridad que tengamos respecto a nuestra vocación real, nuestras pasiones y sueños… Y es válido decir que parte de esa claridad es importante en la labor que elijamos desempeñar y nuestras habilidades personales para realizarla de la mejor manera, es decir, nuestra capacidad de empleabilidad. Aunque la empleabilidad no es sinónimo de tener empleo.

En Visionaria sabemos que la empleabilidad de una persona depende de una actitud de mejoramiento constante, y no se basa solamente en los logros obtenidos hasta el momento de postular, sino que comprende mucho más. Una manera de desarrollar este sentido de empleabilidad es entender que la carrera profesional que elijamos es el mejor negocio propio. Inés Temple, presidenta de la empresa de desarrollo de talentos Lee Hecht Harrison DBM Perú y Chile, va más allá en el tema y agrega que “Lo importante es tener una actitud distinta con el trabajo, entender que la responsabilidad no es solamente trabajar muy bien, sino hacerlo cada día mejor, pues las empresas quieren talentos con valor agregado y generadores de logros.” [1] Es así que la empleabilidad es un factor que resulta más relevante en una realidad  como la actual, en la que una titulación o cualificación no aseguran por si mismos el éxito profesional.

La razón que motiva a inclinarse por una actividad en el mundo laboral o decidir qué estudiar no es la misma para todos los jóvenes.

En ese entender nos preguntamos ¿Qué tipo de consideraciones toman los jóvenes al momento de elegir la actividad o profesión por la que optarán en su futuro? Para esta pregunta hay una respuesta que está clara: la razón que motiva a inclinarse por una actividad en el mundo laboral o decidir qué estudiar no es la misma para todos los jóvenes. Podemos encontrar quienes se inclinan por las actividades o carreras que ofrecen una remuneración económica más prometedora y los que más bien prefieren seguir su vocación, sin necesariamente priorizar la ganancia económica.

Existen iniciativas como Visionaria que apoyan a los jóvenes para que en el camino de sus últimos años del colegio puedan descifrar las aptitudes que tienen para desempeñarse de manera completa en su futuro próximo. Es que somos creyentes que mientras el joven desarrolle competencias claras como el liderazgo, la capacidad de trabajo en equipo, habilidades comunicacionales, que sea innovador y que siempre tenga su visión de éxito como su objetivo final de trabajo, logrará un empoderamiento sostenible y permanente. Con esto, habrá conseguido desarrollar esa actitud de empleabilidad tan indispensable para el cumplimiento de sus objetivos laborales y de vida, logrando con ello ser el o la protagonista de su propio proceso de decisión.

Me inclino a pensar que la segunda opción es el camino más idóneo y fomenta esa actitud de brindar lo mejor de uno mismo, ya que si eliges realmente lo que te apasiona, seguro encontrarás la manera de disfrutar de tu trabajo y a la vez tener el nivel  de vida que deseas.  Claro que esa es mi opinión; todos en el camino tenemos derecho a darnos cuenta si esta hipótesis calza con nuestro sentir.

 

– Paola Ortiz de Orué Aramburu, Coach del Equipo de Visionaria (Cusco)

 

[1] Temple, Inés (s.f.). ¿Qué es la empleabilidad? Youtube. Recuperado de http://youtu.be/DFbBoo5FtMI