Llevando la tecnología al aula, superando nuestros propios temores

Como educadores, muchas veces nos hemos preguntado si realmente podemos aprender y/o enseñar usando la tecnología, es decir una computadora, una tablet o un celular.

Nos preguntamos si en realidad son herramientas importantes en el proceso de enseñanza-aprendizaje; ya que a diario escuchamos decir que estas tecnologías solo sirven para entretener y no para educar.

Actualmente, pese a estar en una época donde prima la tecnología y en especial las Tecnologías de Información y Comunicación conocidas como TICs,  seguimos sintiendo resistencia a usarlas en nuestras vidas, ya sea en el ámbito laboral o personal. Existen muchos factores para no usar la tecnología, pero desde mi experiencia se debe al gran temor de usar las TICs, tal vez por no tener el conocimiento sobre su uso o por el “qué dirán” los demás. Y es en este punto en el que me hago la siguiente interrogante ¿Acaso nacemos teniendo conocimiento de todo? O por el contrario ¿nacemos para aprender?

Durante nuestra vida aprendemos en todo momento, nunca dejamos de hacerlo.

Estas herramientas son un excelente medio para poder llegar a los jóvenes, entre ellos, nuestros estudiantes a través de algo que ellos conocen y manejan adecuadamente.

Existen programas, aplicaciones (también conocidas como apps) y páginas web que pueden ser de gran ayuda en nuestras sesiones de clase para hacerlas más atractivas, innovadoras y entretenidas, ya sea porque nos brindan información interesante, nos proponen actividades, nos facilitan material, etc.

Otro de los temores que en mi experiencia he visto, es sobre la relación que tenemos con el estudiante. No debemos creer que al hacer uso de las TICs nosotros ya no tendremos la misma interrelación con nuestros estudiantes, debemos entender que estas son un recurso más de los muchos que hay para llegar a ellos de una manera alternativa.

La búsqueda de estos recursos es también algo nuevo y una página a la que podemos acceder para conocer más acerca de cómo llevar la tecnología a nuestras aulas (a pesar de no tener acceso a la conexión de internet): www.perueduca.pe.

Es posible que hayamos escuchado de esta fuente de información, pero no nos hemos animado a visitarla – nuevamente viene la pregunta ¿Cuál es el temor que te está frenando de visitar esta página y explorar lo que tiene para ofrecerte?

Hace más o menos un año, participé de una experiencia que me permitió ir descubriendo más acerca del uso de la tecnología en aula. Durante un trabajo que realicé en la provincia de Espinar, brindamos la capacitación sobre el uso de las TICs en el aula a docentes de zonas rurales y urbanas, con un enfoque en sus sesiones de aprendizaje. Considero que esta fue una experiencia enriquecedora tanto para los docentes como para los estudiantes, ya que ambos participaron en similares condiciones de esta experiencia y aprendizaje. Al inicio había mucha resistencia al uso de estos medios, lo que me llevó a preguntarme el por qué. A lo largo del desarrollo de la experiencia, encontré una respuesta con mucha importancia: por temor a lo desconocido.

Durante este proceso, los docentes poco a poco fueron involucrándose con el uso de un celular “inteligente” o Smartphone (como se lo conoce en inglés), una tablet o una computadora y de este modo fueron descubriendo la inmensidad de posibilidades que tiene el uso de la tecnología – en cuanto a contenido, en cuanto a las maneras en las que llegamos a los estudiantes, en cuanto a los temas que podemos abordar a partir de ellas. Los docentes vieron, por ejemplo, que el celular sirve para mucho más que solamente hacer y recibir llamadas – que hay aplicaciones para sus celulares de las pueden sacar mucho provecho para su trabajo. Vieron que podían acercarse de una manera diferente a sus estudiantes y que así podían obtener mejores resultados en su labor con ellos.

Con toda esta experiencia, confirmé que para aprovechar de los beneficios que nos brinda el llevar la tecnología al aula, un paso necesario es perder el temor y lanzarnos a este mundo tecnológico que tiene grandes ventajas para nuestra labor como docentes ¡¡los invito a explorar!!

– Milagros Arely Arévalo Quispe, Coach del Equipo de Visionaria (Cusco)