Aprendizajes Significativos

Discutimos “Aprendizajes Significativos” para la construcción de conocimientos que cambien el mundo.

Hace algunos años atrás el rol docente va enfrentando nuevos desafíos, que responden a una tarea de real importancia en nuestra sociedad, formación integral de personas.

Un grupo de psicólogos educativos interesados en los procesos de enseñanza – aprendizaje de los niños y en adolescentes en etapa escolar sugieren resignificar la percepción de este proceso en el ámbito educativo.

Lev Vigotski, en su Teoría Sociocultural sostiene que los niños y niñas desarrollan sus habilidades cognoscitivas en la interacción social. Partiendo de lo planteado por este autor, Ausubel, Novak y Hanesian desarrollan la Teoría del Aprendizaje Significativo.

Es así que se entiende aprendizaje significativo como la construcción del conocimiento a partir de un proceso cíclico en el que se relacionan los nuevos aprendizajes con los conocimientos previos de un grupo de agentes relacionados en un espacio social determinado (ej. el aula).

Gráfico 1: Aprendizajes Significativos se relacionen a conocimientos previos. Es decir, “el conocimiento nuevo encaja en el conocimiento viejo, pero este último, a la vez, se ve reconfigurado por el primero.” [fuente]

La principal ventaja de promover aprendizajes significativos en el aula es la consolidación de conocimientos a largo plazo, ya que al desarrollar habilidades de pensamiento de orden superior (aplicar, analizar, evaluar y crear) los y las estudiantes podrán resignificar sus aprendizajes  para ampliar su conocimiento.

Así mismo, otra de las estrategias a implementar para el desarrollo de aprendizajes significativos es el uso de las TIC y el Flipped Classroom (Clase Invertida) que promueven un aprendizaje autónomo, desarrollando en los y las estudiantes habilidades de indagación y análisis para la creación o generación de nuevos aprendizajes.

VISIONARIA propone trabajar desde el análisis de aspectos personales, familiares y el entorno social; es decir, se fomenta una mirada crítica y positiva de nuestra cultura y comunidad; además, de la revaloración de las cualidades que goza una mismo, las que permiten  levantarse en situaciones de estrés y desafío. Se considera el entorno social con una actitud de cambio positivo y empatizamos con las partes interesadas de la sociedad. Entonces, estas experiencias propuestas en el marco del Programa de Visionaria para Instituciones Educativas fomentan una transformación personal con mentalidad de crecimiento para lograr cambios sociales enfocados en el bien común.

Es así que se puede considerar el Manual del Docente Facilitador como uno de los recursos o estrategias para el logro de aprendizajes significativos, ya que la propuesta metodológica que se propone apunta al desarrollo de habilidades de pensamiento superior.

Es decir, los y las jóvenes beneficiarios del programa de Visionaria podrán desarrollar las habilidades para analizar y evaluar problemas personales y sociales para promover y/o crear propuestas de cambio.

Cabe resaltar que el proceso de aprendizaje es constante y no solo generado en el aula; es decir, aprendemos de varias situaciones en el día a día. Entonces, podríamos preguntarnos, ¿cuáles son las experiencias que más han marcado nuestra vida?, aquellas que nos enseñaron a crecer como personas.

Por lo que es importante volver a recalcar el rol docente, como la persona que acompaña en la formación de un grupo de estudiantes a partir de diversas  situaciones, relaciones humanas y experiencias de vida.

¿Cómo preparamos a nuestros estudiantes (jóvenes futuro) para sacar lo mejor de sí mismos y el entorno en el que se desenvuelven, para que puedan actuar de manera proactiva y positiva frente  los desafíos?

Visionaria Network se compromete a ayudar a cumplir este propósito contigo.


Escrito por Carmen Liuba Ramirez – Psicólogía y Educación, Especialista en Educación del Equipo Visionaria 2018

¿Te ha gustado? ¡Compartirlo!