Empoderamiento: el que está en el exterior y el que vive dentro de cada persona

Cuando hablamos o escuchamos hablar de “empoderamiento”, muy frecuentemente lo relacionamos con tener poder de algo, tener un manejo sobre algo. Este “algo” puede ser conocimiento, información o cosas materiales.

Y si bien esta es la manera que más utilizamos para comprender una parte del empoderamiento, actualmente es necesario abrir la mirada hacia la otra parte del empoderamiento para ir desarrollando las herramientas que lo fortalecen.

Este otro lado del empoderamiento es conocido como el empoderamiento basado en la capacidad de acción – y depende completamente de cada persona. Se habla y conoce muy poco de él incluso a pesar de que lo practicamos (muchas veces sin saberlo) ¡diariamente!

El empoderamiento basado en la capacidad en acción consiste en un trabajo personal (interior) en el que potenciamos nuestras habilidades y capacidades de manera que nos sentimos preparados para tomar decisiones en nuestras vidas, decidir sobre nuestro futuro y asumir los retos y las oportunidades que se nos presentan.

En este sentido, el provecho que podamos obtener del empoderamiento de recursos (el que mencionamos primeramente) dependerá en gran medida del estado de nuestro empoderamiento interno: qué tan segura de mi misma me siento para asumir este nuevo reto laboral, qué tan responsable soy de mi vida para buscar mejorar mis relaciones familiares desde mi accionar. ¿Qué valor le doy a mi trabajo y qué tan confiada me siento para continuar innovando con nuevas herramientas?

Son diversas las herramientas y estrategias que podemos utilizar para ir mejorando nuestro empoderamiento interno, nuestro sentimiento de control sobre aquello que nos afecta – y muchas de ellas las usamos ¡sin siquiera saber que lo son! Cuando decides cambiar un pensamiento negativo por uno que más bien te impulse, estás empoderándote. Cuando tomas de tu día a día los aprendizajes en lugar de tus errores, estás empoderándote. Cuando el conocimiento y experiencia previa te ayudan a tomar mejores decisiones en tu presente, estás empoderándote.

La propuesta de Visionaria para el tema de Empoderamiento es justamente en función a algunas de estas herramientas y estrategias. En el manual de guía que brindamos a los facilitadores, vamos explicando paso a paso cómo llevar la sesión, haciendo énfasis en la interacción con el participante y cómo él o ella va involucrándose con ese trabajo personal. Su fortalecimiento depende completamente de la manera en la que cada uno se va permitiendo salir de lo habitual para descubrir algo diferente. Como educador, las estrategias de Visionaria, aportan a tu conocimiento sobre cómo guiar a tus estudiantes para permitirles crecer y empoderarse en este sentido.

Si tienes experiencia en este tipo de estrategias (o si al leer este artículo te has percatado que practicas de manera natural estas estrategias o algunas parecidas) te invitamos a compartir tu experiencia con nosotros. ¿Cuáles son las estrategias que tienes para apoyar a tus estudiantes a pensar de manera positiva en sus habilidades y su potencial? Déjanos tus comentarios o comparte con nosotros en nuestra página de Facebook


Escrito por Paola Saldivias Mendez, Facilitadora Maestría y Gerente Regional de Visionaria Network

¿Te ha gustado? ¡Compartirlo!